Información relevante en 2019 sobre el consumo eléctrico de un horno

Es normal encontrar un horno en cualquier hogar ya sea eléctrico o a gas. Es uno de los electrodomésticos preferidos por las amas de casa gracias a su capacidad de realizar ricos postres o comidas. Sin embargo, es uno de los que consume más energía. Entra dentro de los primeros 10 artefactos en nuestra vivienda que necesitan de mayor electricidad para funcionar, por lo que se recomienda no utilizarlo en horas pico y en exceso para regular el consumo eléctrico del horno. Es importante conocer ciertos detalles que nos ayudarán a escoger el horno que más nos convenga y los consejos que podemos aplicar para ahorrar en el consumo eléctrico de un horno.

consumo eléctrico horno, calcular consumo horno eléctrico, consumo horno eléctr

Razones para tener un horno

Antes de preocuparnos por el consumo eléctrico de un horno, debemos pensar por qué necesitamos un horno y cuál comprar. Mucha comida deliciosa puede hacerse en un horno, en especial la dulce, por lo que si eres fanático de la cocina tener uno sería ideal. Los hornos eléctricos se clasifican según su funcionamiento interno. Puedes elegir, por ejemplo, entre uno que cocina a vapor si buscas consumir menos grasa, los convencionales con una resistencia inferior y otra superior, o uno multifunción con un ventilador en el fondo para una cocción uniforme. Si piensas en seguridad, hay hornos con puertas frías, bloqueo anti-niños y temporizadores. También, la tecnología ha permitido que algunos hornos vengan con la función de limpieza pirolisis, la cual es una autolimpieza donde el aparato se coloca a 500 grados y desintegra la suciedad. En fin, si quieres un horno, la modernidad te ofrece ventajas al tenerlo, las cuales deberías considerar si anhelas variar tus platos.

Datos importantes

La cantidad de volumen que puede contener se expresa en litros y la unidad del ruido que genera es el decibelio.

En comparación con el microondas, el horno es capaz de consumir de entre el 60% y 70% de más energía. Esto se debe a que el microondas calienta el alimento y no la superficie, mientras que el horno sí.

La energía que consume, obedeciendo la medida estándar, se refleja en kW/h (kilovatios por hora). Este número es importante, junto con la potencia que requiere, para calcular el gasto energético.

consumo eléctrico horno, calcular consumo horno eléctrico, consumo horno eléctr

¿Cuánto puede consumir el horno?

Estudios revelan que el consumo del horno representa alrededor del 8,3% de la factura de luz. La energía que necesita está obviamente vinculada con el uso que se le dé, es decir, lo que cocinemos y cómo pongamos en práctica nuestros conocimientos sobre mejorar la eficiencia energética. Además, depende de la temperatura interna que deseemos alcanzar y la potencia del horno, donde esta oscila entre 950W y 1.500W. Para tener una idea de lo que consumirá el electrodoméstico, podemos estimar los kilovatios que gastará en una hora y multiplicar el valor por el precio kW/h de la comercializadora eléctrica contratada. Por ejemplo, si el horno es de 1.100W y lo encendemos por una hora, este va a consumir 1,1kW/h y dicho valor se multiplica por el monto preestablecido. No obstante, el cálculo exacto toma en cuenta otros factores y por ende existen programas especializados para asesorar a los usuarios.

Puedes saber más sobre el consumo eléctrico de los electrodomésticos, el microondas, el frigorífico, el lavavajillas, la televisión, data center y la media de consumo eléctrico en España.

Circunstancias que aumentan el consumo

Una fuga en la puerta: Que esto se presente produce que calor significativo escape, dificultando que el horno alcance la temperatura esperada y generando que su uso se extienda, consumiendo más energía. Por lo tanto, es vital que el horno se encuentre en óptimas condiciones para no desperdiciar energía.

Alimentos congelados: Colocar comida fría en el horno implica que trabaje más para elevar la temperatura, requiriendo de mayor potencia. En estos casos, la planificación es importante para el ahorro. Intenta sacar la comida la noche antes.

Tamaño inadecuado: Los hornos vienen con distintas capacidades de almacenamiento, lo que afecta la cantidad de comida que podemos cocinar en él. Si vivimos solos, un horno pequeño es suficiente, pero si tenemos una familia, lo mejor será uno con más espacio para no tener que cocinar en varias tandas.

¿Horno eléctrico o a gas?

Los hornos eléctricos son más comunes que los de a gas, incluso cuando los primeros tienden a ser menos eficientes enérgicamente. Los que funcionan con electricidad deben contar con su etiqueta energética, para indicarle al usuario qué tan bien aprovecha el aparato la energía proporcionada. Recuerda que en la escala de calificación energética, mientras más se aproxime el horno a la A, mejor será su rendimiento eléctrico. No obstante, se dice que la mayoría los hornos eléctricos cuentan con una distribución más uniforme del calor debido a los ventiladores que poseen y sus dos niveles de horneo para la circulación del calor.

Consejos para reducir el gasto del horno

Debe tener una luz interna. De esta forma no es necesario abrir su compuerta para comprobar el estado de lo que se está cocinando. Se estima que se pierden entre 20 y 50 grados de temperatura al hacer esto.

Trata de cocinar varios platos a la vez y que estén en moldes metálicos oscuros, para que de esta manera absorban mejor el calor. También sirven los recipientes de vidrio o de cerámica.

No utilices el método del precalentado a menos que sea estrictamente necesario y considera desconectar el horno unos 10 minutos antes del tiempo requerido para sacarle provecho al calor residual.

Si estás interesado en comprar un horno, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) te ofrece una serie de ellos para que escojas el que mejor se adapte a tus necesidades, consulta cuáles son con esta página.

Por otro lado, para saber cómo utilizar un horno eléctrico, lo harás reproduciendo este vídeo:

WordPress Theme: blogeasy by LibreADSL.