Consumo eléctrico del lavavajillas

El lavavajilla puede ser conocido en la mayoría de las ocasiones como un recurso eficiente y práctico que puede facilitar el oficio en el hogar. Si bien su consumo energético puede causar preocupación en algunos casos es importante aclarar que el consumo eléctrico del lavavajillas es alrededor de un 6% a 8% de la energía en el hogar solo incrementa su gasto eléctrico cuando las condiciones climáticas no son favorecedoras, como también su alto consumo puede verse provocado por el elevado grado de uso que se le proporcione. Este también depende cabalmente de su clasificación energética y el uso correcto o incorrecto que se le emplee. Iberdrola es una comercializadora que tiene en cuenta estos consume y ofrece tarifas para ahorrar.

En seguida le damos todo el detalle acerca del Consumo eléctrico del lavavajillas.

Si quieres saber más acerca del consumo eléctrico del electrodoméstico, consumo eléctrico medio de España, consumo eléctrico del horno, consumo eléctrico del microondas, consumo eléctrico del frigorífico, consumo eléctrico de la televisión, Data Center del consumo eléctrico, visita nuestro portal.

consumo eléctrico lavavajillas, consumo eléctrico lavavajillas España, lavavaji

¿Cuánta energía consume un lavavajillas?

A diferencia de otros electrodomésticos que suelen consumir considerables porcentajes de energía, el consumo eléctrico del lavavajillas es de un 6% a 8%. Que al compararse con el gasto de un televisor que gasta un 12,2% de la electricidad, puede parecer poco tomando en cuenta lo utilitario que este aparato eléctrico puede llegar a ser.

Consumo energético al año

Si su clasificación es del tipo A en la etiqueta energética, el consumo eléctrico del lavavajillas al año podría llegar a ser entre unos 254kWh a 288kWh.

Si su clasificación en la etiqueta energética es del tipo D, por ejemplo, esta podría consumir alrededor de unos 372kWh.

Beneficios de ahorro de energía que aporta el lavavajillas

La utilización del lavavajillas puede aportar ciertos beneficios a la hora de ahorrar energía si se emplea correctamente.

Ahorro del agua

El uso del lavavajillas solo requiere alrededor de 8 a 10 litros de agua por ciclo de lavado, mientras que lavando a mano se puede gastar de un 30% a 60% más de agua.

Ahorro eléctrico

Para que el uso del lavavajillas pueda aportar al ahorro de consumo eléctrico, es necesario llenarlo al momento de ponerlo a ejecutar su función y así no realiza doble trabajo y doble consumo energético como sucedería en el caso de colocar pocas vajillas. Por otra parte, es recomendable establecer el modo de lavado ligero si los platos no están demasiado sucios para que no trabaje más de lo necesario.

¿Cuál es el proceso de lavado de un lavavajillas?

Prelavado

Este proceso puede ser de utilidad antes del lavado de los trastes, a causa de su eficiencia para eliminar excesos y restos que puedan intervenir en el momento de la limpieza. Generalmente consume solo unos 4 litros de agua fría por ciclo.

Lavado

Con el agua previamente calentada por el túnel calentador y los detergentes y químicos añadidos, el aparato eléctrico procede a ejecutar su función de lavado en un circuito cerrado enviando la orden a los brazos aspersores de dispersar el agua a presión. En este proceso es donde más consumo eléctrico del lavavajilla podemos observar por el calentamiento previo del agua que se utiliza para los platos.

Aclarado

Proceso de enjuague de las vajillas donde se drena completamente el agua y el detergente utilizado.

Secado

Una vez ya realizado el aclarado, la herramienta de secado pasa a consumir nuevamente altas escalas de energía para elevar la temperatura del lavavajillas a fin de obtener un mejor resultado a la hora deshumedecer los platos.

Si bien el último proceso del ciclo puede ser muy conveniente a la hora de obtener un resultado óptimo, es importante mencionar que, una vez terminado el ciclo de lavado y aclarado, se puede optar por la opción de secado al aire libre, si el lavavajillas no cuenta con esta selección, se recomienda apagarlo y abrir la puerta para que las vajillas se sequen naturalmente favoreciendo así a economizar de la energía eléctrica y el tiempo.

Pautas a seguir para favorecer el ahorro energético de un lavavajillas

El lavavajillas puede llegar a ser un gran amigo en el hogar, para que en esencia esto se pueda producir, se debe explotar sus grandes beneficios de ahorro de agua y electricidad.

Haz Mantenimiento

Realizar un mantenimiento de limpieza al filtro, los brazos aspersores y demás piezas del lavavajillas cada cierto tiempo puede aportar un mejor rendimiento en su función y mucho menos gasto energético. Es preciso mencionar también la importancia del reemplazo de las piezas muy viejas o desgastadas para el perfecto funcionamiento mecánico del electrodoméstico.

Evita excesos

Al momento de introducir las vajillas, debe haber precaución a la hora de involucrar cuerpos materiales grasos o secos de denso volumen adheridas a estas para así evitar el enturbiamiento temprano del agua, de suceder esto, se tendría que repetir el ciclo del lavado cambiando el agua y esto supondría un gasto superfluo de este recurso.

Llena el lavavajillas

Este es uno de los métodos más eficientes a la hora de ahorrar electricidad, si haces uso del lavavajillas cuando esté totalmente lleno, esto hará que se disponga mucho menos de este electrodoméstico al año, por tanto, el gasto energético menguaría.

Usa programas de lavado adecuado

Si las vajillas no requieren de un lavado profundo, no selecciones programas de alta temperatura y tiempo prolongado. Un programa de lavado altamente recomendado entre las opciones del lavavajillas es el ECO, que trabaja a más baja temperatura y consume un 20% menos de energía eléctrica y un 16% menos de agua.

A través de esta página puedes conocer datos exactos del consumo de su lavavajillas particular según su clasificación energética, modelo y marca.

WordPress Theme: blogeasy by LibreADSL.