Le ayudamos a ver más claramente el consumo eléctrico del microondas

El microondas es un electrodoméstico que se puede hallar en cualquier hogar. Su manera sencilla de utilizar, la rapidez con la que trabaja y la seguridad que nos transmite, ha influenciado en ello y en que incluso los niños de la casa puedan usarlo, sin embargo, es normal que nos preocupe cuánto es el consumo eléctrico del microondas. Sus ventajas, en comparación con otros aparatos, pueden hacernos creer que el consumo eléctrico del microondas es enorme, más gracias a la ciencia tras su funcionamiento la realidad es otra. Su popularidad ha conllevado a la revolución del mundo culinario, donde existe una increíble variedad de recetas exclusivas para el microondas, por lo que no se limita al recalentado. Edp es una coemrcializadora que tiene tarifas que tienen en cuenta el consumo de los clientes.

consumo eléctrico microondas, electrodoméstico, temperatura, funcionamiento, alimento,

Funcionamiento del microondas

Muchos tenemos microondas en nuestros hogares, pero pocos sabemos cómo funcionan. Su manera de calentar los alimentos influye en el porqué el consumo eléctrico es menor en comparación con el de un horno convencional. Fue inventado a raíz de un accidente que experimentó un ingeniero al estar desarrollando un proyecto referente a los radares utilizando un magnetrón, y se percató de que un chocolate en su bolsillo se derritió. Pronto entendió que esto ocurrió debido a las ondas de alta frecuencia que generó el magnetrón y pensó en que podrían emplearse para calentar alimentos. De esta forma, un microondas es una caja metálica que cuenta con un magnetrón, el cual convierte la electricidad en las ondas que se expanden por el interior gracias a un ventilador. El alimento que se desea calentar se pone en un plato giratorio para que las ondas lo alcancen uniformemente y sus moléculas vibren aumentando su temperatura.

Precauciones

Utiliza recipientes de vidrio o cerámica, nunca de metal. Los primeros no absorben tantas ondas como para calentarse demasiado y permiten que la mayoría de ellas pasen al alimento. Por otra parte, los de metal hacen que las ondas reboten en ellos, produciendo una descarga eléctrica que dañaría el electrodoméstico.

Se recomienda evitar los plásticos, ya que el calor del microondas es capaz de causar que suelten químicos en las comidas, los cuales pueden ser nocivos a largo plazo. Existen unos que vienen con una etiqueta que indica que son seguros en microondas, sin embargo, no está de más minimizar su uso.

No calienta la comida dentro de envases sellados. Debido al aumento de la temperatura, los líquidos en su interior pueden dilatarse y provocar el estallido del recipiente.

Asegúrate de que la comida gire y de que no haya huesos que interfieran con el paso de las ondas. Esto es primordial para obtener una cocción adecuada y uniforme. Recuerda que de lo contrario te expones a enfermedades.

consumo eléctrico microondas, electrodoméstico, temperatura, funcionamiento, alimento,

Consumo de un microondas

El bajo consumo del microondas se debe, en términos generales, a que no necesita precalentarse y su tiempo de cocción es menor. Es aceptable pensar que menos espera se traduce en mayor consumo, no obstante, esto no puede estar más alejado de la realidad. De hecho, es de los electrodomésticos más eficientes energéticamente que podemos tener en nuestra vivienda, con una eficiencia media del 75%. Descongelar o cocinar en un microondas, indiferentemente de las otras funciones que se utilicen, solo implica el gasto de unos céntimos.

¿Por qué el microondas consume menos que un horno?

Esto se debe a las diferencias en sus modos de funcionamiento. Los hornos tienen como objetivo calentar todo su espacio interno, así como se calienta su superficie lo hace el alimento. Por lo tanto, requiere de mayor potencia y tiempo para lograr su cometido. Por otro lado, el microondas se enfoca en el alimento, enviando las ondas que se reflejan en sus paredes internas a él. Eso significa que no utiliza energía para subir la temperatura de su interior, por lo que requiere de menos tiempo y potencia. Estudios han demostrado que el microondas consume entre el 60% y 70% de energía menos que el horno.

Puedes saber más sobre el consumo eléctrico de los electrodomésticos como el horno, el frigorífico, la televisión, el lavavajillas, data center, y la media de España.

Consejos para ahorrar lo que consume

Aunque el microondas de por sí nos ayuda a ahorrar, si queremos incrementar el dinero que se queda en nuestro bolsillo podemos seguir una serie de consejos. Hay que tener presentes que los electrodomésticos representan más de la mitad de lo que pagamos en nuestra factura de luz, monto que en promedio supera los 500 euros.

Apagado previo

Tanto en un horno normal como en un microondas, se aconseja apagarlo unos instantes antes del tiempo requerido. Esto puede hacerse porque el calor continúa propagándose, incluso durante varios minutos más. Se dice que el microondas calienta de adentro hacia afuera el alimento, a diferencia del horno.

Descongela al natural

No lo utilices para descongelar. Si sacas los alimentos un día antes y los descongelas de forma natural, ahorrarás la energía que necesitarías para hacerlo con el microondas.

Limpieza constante

Por cuestiones de higiene y de rendimiento, hay que mantener el microondas limpio. Si quedan restos de comida en su interior, las ondas también penetrarán en ellos, afectando el calentamiento de lo que se desee cocinar en ese momento.

Colocación de la comida

Puede suceder que la comida no se caliente en el tiempo que pensábamos y tengamos que volver a utilizar el microondas. La forma en la que colocamos los alimentos en su interior es capaz de influenciar en cómo se calientan. Puedes usar una tapa especial para microondas con orificios, la cual permitirá el paso del aire y que el calor se propague mejor. También, si se trata de mucha comida, o de arroz o pasta, es recomendable acomodarla para que quede un espacio vacío en el medio, ya que las ondas penetran máximo 4 centímetros y así te aseguras de que todo se caliente bien.

Si quieres comprar un microondas, puedes revisar el catálogo que ofrece OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) a través de esta página.