Energía hidráulica: te decimos todo

El ser humano ha estado capturando la energía del agua en movimiento durante miles de años. Al aprovechar la energía hidráulica hemos sacado provecho de uno de los motores de la naturaleza para generar formas de energía útiles para nosotros.

La estricta definición de la energía hidráulica sería todo aquel aprovechamiento de la energía que contiene el agua en movimiento, los saltos de agua o incluso las mareas.

De esta forma, la energía hidráulica abarca muchos tipos de transformaciones. Desde un modesto molino de harina accionado por la corriente de un riachuelo, hasta la inmensa presa hidroeléctrica de las Tres Gargantas en China. Son ejemplos de energía hidráulica.

Actualmente el uso de la energía hidráulica para generar electricidad sigue siendo la mayor fuente de energía renovable a nivel mundial. Este aprovechamiento de la energía hidráulica para producir electricidad recibe el nombre de energía hidroeléctrica.

Puedes encontrar más información sobre el mundo energético y las energías renovables en este artículo.

¿Qué es energía hidráulica?
La energía hidráulica abarca cualquier uso de la energía cinética o potencial del agua. De esta forma se puede incluir como ejemplos de energía hidráulica cualquier forma de aprovechar las corrientes de agua, las corrientes marinas, las mareas, las olas o las caídas de agua.

Todos los tipos de energía hidráulica son manifestaciones indirectas de la energía radiante del sol, o de la interacción gravitacional del sol y la luna.

Toda energía hidráulica debe siempre convertirse en trabajo mecánico antes de transformarse en cualquier otra forma útil para el ser humano. Debido a su abundancia relativa todas las formas de energía hidráulica son renovables.

Deseas más información sobre la energía solar, energía eólica, energía marítima, visita nuestro portal Web.

energía hidráulica, energía renovable, tipos de energía,

Hidroelectricidad

La energía hidroeléctrica o hidroelectricidad se refiere a la conversión de la energía del agua en movimiento en electricidad. Las centrales hidroeléctricas producen electricidad utilizando turbinas y generadores.

Las centrales hidroeléctricas se construyen en lugares donde se puede aprovechar el desnivel de un curso de agua, además de particulares características geológicas, para construir represas. La energía hidráulica del agua, al acumularse, se convierte en energía potencial.

Cuando el agua desciende a través de la propia central, esa energía potencial se convierte en energía cinética hasta que llega a una turbina, que la convierte en energía mecánica. Finalmente, este movimiento se transmite a un generador eléctrico, que la convierte en electricidad.

La energía hidroeléctrica es el mayor contribuyente de todas las fuentes de energía renovables y representa más del 7% de la producción eléctrica mundial.

El potencial para la producción de energía hidroeléctrica es mucho mayor, pero requiere una inversión importante para desarrollarse.

Ventajas y desventajas de la energía hidroeléctrica

La energía hidroeléctrica es una fuente de energía abundante y tiene bajo costo la energía hidroeléctrica en aquellos lugares donde se puede producir. Sin embargo, su aprovechamiento requiere una alta inversión inicial en construcción.

También es una fuente de electricidad flexible, porque se puede almacenar (en forma de agua) y producirse cuando se requiera. Además, los embalses pueden ayudar a controlar inundaciones aguas abajo del curso de agua, y proveer agua para la agricultura y para fines recreativos.

Sin embargo, hay muchas preocupaciones con la energía hidroeléctrica, particularmente en las grandes presas hidroeléctricas.

Un río represado tiene un gran impacto en el ecosistema al inundar el terreno aguas arriba, destrozar los hábitats para la vida silvestre, bloquear las migraciones de los peces y, a menudo, desplazar a las comunidades locales. Esta es una de las principales desventajas de la energía hidráulica.

Finalmente, las plantas hidroeléctricas no están completamente libres de emisiones de gases de efecto invernadero.

Al igual que con la mayoría de las formas de energía, las emisiones de dióxido de carbono se producen durante la construcción. En especial por las emisiones que se generan al producir el cemento del hormigón del que están construidas.

energía hidráulica, energía renovable, tipos de energía,

Tipos de plantas hidroeléctricas

Existen tres tipos de instalaciones hidroeléctricas: de embalse, de agua fluyente y con almacenamiento por bombeo. Algunas centrales hidroeléctricas hacen uso de represas, mientras que en otras no es necesario.

Hidroeléctricas de embalse

Es el tipo más común de aprovechamiento de la energía hidráulica renovable. Una instalación de este tipo utiliza una presa para almacenar el agua de un río. El agua es liberada de forma controlada y fluye a través de una turbina, haciéndola girar. Esta turbina es la que permite que se active un generador para producir electricidad.

Hidroeléctrica de agua fluyente

Estas instalaciones usan una parte del flujo de un río para generar electricidad. No disponen de embalse, por lo que su capacidad es limitada. Se suelen utilizar en lugares donde no es posible instalar una presa, y suelen estar limitadas a bajas potencias de generación.

Hidroeléctrica con almacenamiento por bombeo

Este tipo de centrales funcionan como una batería y es uno de los usos de la energía hidráulica más ingeniosos.

Estas centrales aprovechan la electricidad generada por otras fuentes (eólica, nuclear, solar) para bombear agua hacia arriba en un sistema de almacenamiento. Esto lo hacen en momentos cuando la demanda eléctrica es baja y permite aprovechar los excedentes de electricidad.

Si existe una alta demanda eléctrica, el agua es liberada nuevamente hacia el almacenamiento inferior y hace girar las turbinas, generando electricidad. Se les suele instalar en lugares montañosos, para aprovechar los grandes desniveles del terreno.

¿Qué tamaño tiene una central hidráulica?

Las instalaciones hidráulicas que generan electricidad vienen en muchos tamaños. Desde aquellas que proporcionan electricidad a millones de consumidores, hasta pequeñas instalaciones para dar servicio eléctrico a casas aisladas.

Centrales hidroeléctricas de gran potencia

Se les dice a aquellas que tienen una capacidad instalada mayor a los 10 MW.

Minicentrales hidroeléctricas

Aquellas que tienen una capacidad de generación instalada entre 1MW y 10MW.

Microcentrales hidroeléctricas

Las microcentrales tienen una potencia menor a 1MW. Normalmente son instaladas para aprovechar desniveles pequeños en riachuelos de poco caudal. Cuando se instalan en ríos caudalosos, por lo general se deriva una parte del río solamente hacia la central.

Energía hidráulica en España

La producción de electricidad a partir de fuentes hidráulicas en España oscila entre el 10% y el 16% del total de electricidad producida. Estas variaciones dependen de la climatología cambiante de la península, que sufre sequías periódicas que disminuyen su capacidad de producción hidroeléctrica.

Barata de operar

La energía hidráulica, una vez hechas las inversiones iniciales, es una de las más baratas de operar. Por tanto, una disminución de la participación de las hidroeléctricas en el mix energético casi siempre implica un aumento en los precios de la electricidad.

El pico de producción se suele alcanzar durante la primavera. Por el contrario, los veranos calurosos traen niveles bajos en los embalses y poca producción hidráulica.

Una disminución de la producción hidroeléctrica es también una mala noticia para el ambiente. La demanda no satisfecha por las centrales hidroeléctricas casi siempre se cubre aumentando la producción de las termoeléctricas a gas, carbón y petróleo.

A través de este sitio, encontrarás más información acerca de las Energías renovables en España.

WordPress Theme: blogeasy by LibreADSL.